EL MALTRATO A LA MUJER…¡NO GUARDES SILENCIO!

Señales de maltrato

La violencia es una de las prácticas más comunes que el hombre usa cuando quiere establecer su autoridad. La usa para dejar claro quien manda, quien grita, quien exige y quien “lleva los pantalones”.

Muchos hombres hacen uso de su fuerza para conseguir lo que quieren, aun en contra de la voluntad de su victima, y muchas veces esa victima es su propia esposa.

 

Hay muchas formas de maltrato, algunos hombres la ponen en práctica de una forma muy sutil, incluso haciendo creer a la mujer que todo es “por su bien” que todo lo que hace es para “protegerla” y de esa forma, ejercen el chantaje, la manipulación y la agresión psicológica y física; de alguna manera hacen sentir a la mujer que no puede ni debe salir a trabajar ni a estudiar porque no está capacitada para hacerlo.

Lamentablemente son demasiadas las formas y métodos que el abusador usa para ejercer el control de sus victimas, aunque no hay una escala para poder clasificar qué tipo de abuso es la peor. El abuso siempre se va incrementando con el paso del tiempo, tal parece que el hombre “mide” hasta donde la mujer le permite el abuso y alevosamente, con cualquier excusa llega a los golpes físicos hasta incluso cometer los llamados “crímenes pasionales”. Miremos algunas de las señales de maltrato, que aunque parezcan inofensivas pueden escalar al punto de robarte tu propia identidad:

Cómo reconocer algunas formas de abuso:

  1. Le escuchas mencionar el verbo “obedecer”, recuerda que sólo a tus padres les escuchaste pedirte que fueras obediente.
  2. Te culpa después de golpearte o insultarte.
  3. Te dice que no tienes necesidad de salir a trabajar.
  4. Te mide el tiempo cuando sales por algo necesario.
  5. Te critica o se burla por lo que haces o dices, negándote el derecho de expresión.
  6. Te limita la economía, no te da dinero para las cosas que son necesarias para una mujer.
  7. Si te da algo y más tarde te lo saca en cara.
  8. Te sientes perseguida, aun dentro de tu propia casa.
  9. Te obliga a tener sexo, aun en contra de tu voluntad,
  10. Sientes que es imposible dialogar con tu pareja porque tienes miedo a sus reacciones.

Hay muchas otras cosas que podrían alertarte de la existencia de maltrato, es importante, imperante que se ponga un alto a las primeras señales de maltrato, el maltratador se hace un experto en hacerte creer que todo lo que el hace y dice, es lo correcto, que son sus “derechos’ te trata como de su propiedad para convertirte dependiente de él, te hace sentir que sin el no eres nadie ni podrás sobrevivir y se vale de amenazas desde lastimar a tu familia o quitarte a tus hijos.

Actúa como un “entrenador o instructor” para que hagas y digas y hasta te comportes como el quiere y cuando el quiere, y después de todo el daño que hace, es capaz de llorar para que creas en su falso “arrepentimiento” prometiendo y jurando que todo será diferente, pero tan pronto como los moretones de los golpes físicos o las heridas del abuso físico desparecen o se dejan de ver, empieza de nuevo el nuevo ciclo de abuso, si ninguna consideración de sus hijos a lo que también somete al abuso, por medio del miedo de ver a la madre siendo agredida.

¿Qué podemos hacer para parar el abuso y el maltrato?

No es necesario que la mujer esté legalmente casada para sufrir de este fenómeno, el abuso se da con la novia, la amante, la esposa… Después de todo, la violencia más común contra la mujer se da en el hogar o dentro de la misma familia. Denuncia al maltratador y habla con la primera persona que puedas. Aún con un maestro de la escuela de tus hijos, uno de los peores errores es quedarnos calladas, pide ayuda. No es vergonzoso aceptar ante otras personas que vivimos con un abusador, recuerda que el maltrato y la violación es un delito penado por la ley, aunque sea tu propia pareja. No fomentes la violencia con tu silencio, ¡DENUNCIA! Eres un ser humano, ninguno tiene derecho de maltratarte.

¿Has sufrido de abuso o lo sufres en la actualidad?
¿Has hecho algo o lo estás haciendo para detener la violencia de nuestro género?

 

SERVICIO DE ATENCION INMEDIATA PARA MUJERES MALTRATADAS- 
TELEFONO DE URGENCIA PARA DENUNCIA DE MALOS TRATOS: 900 100 009
LLAMADA GRATUITA 24 HORAS

 

TELEFONO ÚNICO DE EMERGENCIAS: 112

 

Anuncios

A MIS HIJOS…

A LA ORILLA DEL TIEMPO

 

En ocultas imágenes 
de mi febril cerebro 
he buscado tu infancia, 
tus sublimes deseos, 
tus cándidas sonrisas, 
tus dorados cabellos, 
tu sonrosada piel 
y tu cuerpo pequeño. 

He recordado el tacto 
de tus afables dedos, 
de tus dulces caricias, 
de tus filiales besos, 
de tus brazos redondos 
rodeando mi cuello 
con el calor pacífico 
del cariño sincero. 

Es una tierna imagen 
que al mirarte no encuentro 
y he tenido que hacer 
un lacerante esfuerzo 
para ver tu interior 
perdido entre tu invierno, 
alcanzado tan solo 
en fugaces reflejos. 

¿Qué borrasca perversa 
ensombreció tu cielo? 
¿Qué embate de tu historia 
segó tus grandes sueños? 
¿Quién apagó la dicha 
del inicial destello? 
¡Por qué será este mundo 
tan duro y traicionero!. 

Pensando en tu niñez 
de júbilo y de juegos 
en el jardín florido 
de los pasos primeros, 
ha anidado en mi almena 
confianza en tu regreso, 
habrá un día de sol 
y orientarás el vuelo. 

Al observar tus ojos 
y tu mirar inquieto, 
tu expresión anhelante 
ante el futuro incierto, 
he visto que esplendía 
tu intangible lucero 
con nervio y poderío 
de pasados momentos. 

Por esa luz pequeña, 
por ese parpadeo, 
por la vivacidad 
que presiona tu pecho, 
por la inmortal semilla 
que Dios puso en tu centro, 
aguardo tu llegada 
a la orilla del tiempo.

    

Emma-Margarita R. A.-Valdés

LOS SERES HUMANOS…

“Verdaderos seres humanos son aquellos que tratan a sus compañeros con ecuanimidad, sinceridad, gentileza, tacto, respeto y amor.Es decir espiritualidad en la acción. La persona que corporifica tales calidades se hace próximo a la naturaleza de Dios. La distancia entre la verdad de ella y la verdad De Él es de sólo un pensamiento.”

Brahma Kumaris