Las personas olvidan lo que hiciste por ellas…

caja_de_regalos1

Las personas olvidan lo que hiciste por ellas cuando llega el momento de mostrarse agradecidas | Entre la penumbra// https://s2.wp.com/_static/??-eJx9kFEOwjAIQC9kV6fzYx/Gs2yVLcy21EK36Ontx4xxqSYkhPACPPQSFHpj0xVYTznuCeJjTdXEO/0PUA7H2AlUDv0bNuQFvGiXVLBpRM+aU88mYhCkXA1kLS1bPI8OxOKAuRuh0HXUowWVGGIGvOSrBipw3wboZ4TSso0oSOjMTUVgfELJm8NH8ffDVuriznVzbE/1/tA20wtJH4U3

Las personas olvidan lo que hiciste por ellas cuando llega el momento de mostrarse agradecidas

Influyen muchos factores cuando se tiene esta percepción: la gente de verdad es ingrata, acostumbramos a dar mucho más de lo que recibimos, no nos damos cuenta que nos están correspondiendo, queremos recibir más o esperamos continuamente recibir algo.

A veces, no es que las personas sean malagradecidas, sino que nosotros no vemos más allá de nuestras narices y más allá de 5 minutos hacia el futuro; somos desesperados y convenencieros por esperar recompensas de una acción que debería ser completamente filantrópica, y nos convertimos nosotros mismos, en egoístas y desagradecidos con aquellos que nos dieron algo desinteresadamente.

Cuando el regalo está vacío

Si alguna vez han hecho intercambio de regalos seguramente se han encontrado con la situación en que les toca algo de valor muy por debajo de lo que ustedes regalaron; te pasaste un buen rato buscando y pensando en las características de quien te tocó regalarle y por fin encuentras el regalo indicado, al momento de abrir la cajita con el moño rojo y la etiqueta con tu nombre te das cuenta que esta persona no se tomó las mismas dificultades que tú para escoger algo para ti, o peor aún, te toca una carta de felicitación y un chocolate. Esa sensación al ver el regalo no es por el valor monetario de los regalos ni la comparación entre estos -al menos no enteramente- sino porque te das cuenta que tú pusiste más esfuerzo en dar un detalle y no fuiste correspondido de la misma manera. Desilusión.

Algo parecido ocurre en las relaciones que tenemos con los que nos rodean, afortunadamente, a diferencia de que en el intercambio te puedes encontrar con algunas personas que no significan mucho para ti, en las relaciones personales normalmente encontrarás individuos con los que tú mismo escogiste estar por lo que es más difícil salir desilusionado, sin embargo, muchas veces tendremos la impresión de que nuestra amistad no está siendo correspondida como debiera o que no se nos está apreciando como querríamos. A veces sentiremos que estamos dando demasiado, que sacrificamos demasiado por una persona que no tiene el mismo interés sobre nosotros, haremos algo por ella y lo único que recibiremos como agradecimiento será un chocolate y palabras que no llenan. Claro que todo depende -como siempre- del cristal con que se mire.

He aquí algunas razones por las que nos da la impresión de que nuestros amigos, familiares o parejas no nos están regresando la inversión que depositamos en ellos, quizá seamos partícipes de ellas o quizá seamos víctimas, se tratan de estados mentales que se presentan solos o en conjunto, podemos poseer o enfrentarnos a uno o varios, hay más, pero aquí les dejo cuatro con títulos pícaros:

El desagradecido

Quizá la cruda realidad, somos agradecidos sólo cuando nos conviene, cuando podemos obtener algo que nos beneficie. No nos gusta el esfuerzo que es dar a los demás porque nos parece inútil, demasiado desperdicio sobre una inversión que no sabemos si nos va a retornar. Nos caracterizamos por ser extremadamente amables, buenos y detallistas con pocos, pero esto sólo sucede con aquellos a quienes queremos impresionar o aquellos de quienes queremos obtener algo a cambio; sembramos la semilla, que sabemos, nos dará un árbol con jugosos frutos.

El filántropo

Una imagen triste cuando se ve desde afuera, siempre damos, siempre nos sacrificamos por nuestros amigos, somos detallistas con todos y nos llena el ser así. Desde afuera podemos vernos como tontos por siempre dar sin recibir muchas veces, sin embargo, el filántropo tiene la característica de recibir mucho a cambio, aunque no de todos. Es muy desgastante y triste cuando nos damos cuenta que algunos no nos retribuyen o cuando otros suben demasiado alto sus expectativas sobre nosotros; sembramos muchas semillas sin seleccionar, algunas dan frutos, otras no.

El ciego

Somos desconsiderados con los que nos rodean, no nos damos cuenta de la belleza a nuestro alrededor, tenemos tan cerca el cariño de las personas y creemos que siempre estarán presentes que no nos damos cuenta de lo que tenemos. Somos afortunados de recibir las buenas intenciones de nuestros amigos sólo que no logramos ver todo. Creemos que las bendiciones que tenemos son por nosotros y no por alguien más, creemos que deberíamos recibir más; Aventamos piedras a la tierra sin saber que son semillas, y cuando los árboles crecen, tomamos indiscriminadamente de los frutos sin relacionar el proceso.

El insaciable

Somos exigentes, creemos que por una bella acción hacia un amigo nos corresponde el cielo, pensamos que por un sólo sacrificio que hayamos hecho nos convertiremos en mejores amigos, si yo te doy tú me tienes que dar, nos sentimos traicionados cuando no nos corresponden como nosotros queremos, no tenemos paciencia para recibir recompensas. Contamos los detalles recibidos, no podemos dejar de contarlos, mantenemos una bitácora de lo que hacen o dejan de hacer nuestros amigos; Sembramos una semilla, esperamos a que crezca el árbol y el primer fruto nos lo comemos… volvemos a sembrar una semilla.

Cambiando nuestra impresión del agradecimiento

  • Nunca esperes recompensas por algo bueno que hayas hecho.
  • En caso de que esperes recompensas no te desilusiones si no llegan, sigue adelante.
  • No te desgastes sembrando semillas si ya has visto que no dan frutos.
  • Antes de pensar que nadie te está correspondiendo, ¡mira a tu alrededor! Haz un análisis objetivo de lo que tienes y recibes diario.
  • Las relaciones importantes se forjan con el tiempo y las acciones; es todo un proceso, nada es instantáneo.
  • Dales más a aquellos a quienes más quieres y menos a quienes ves poco, un gran corazón también se desgasta y podemos no darnos cuenta.
  • ¡Aprende tú mismo a ser agradecido! Esta es una regla de oro
  • Recibe lo que te den de manera amable y con una sonrisa sincera.
  • Piensa lo que significa para él/ella aquel bonito detalle.
  • Reconoce el tiempo que alguien invierte en ti
  • Aprende las formas en que cada persona te agradece algo.
  • Ten en gran estima las intenciones aunque no siempre den en el clavo.

El punto clave no es si las personas son o no son agradecidas sino las expectativas que nosotros mismos generamos al otorgar un detalle, compartir nuestro tiempo o al decir unas palabras. No somos más que una combinación de desagradecidos, filántropos, ciegos e insaciables que hacen ruido ante la presencia de la realidad.

10300208_663614137032132_682768394489693285_n

DÍA DE LA MADRE

Felicidades-mama-te-quiero

DEDICADA  A TODAS LAS MADRES, INCLUYENDO A LAS QUE YA NO ESTÁN CON NOSOTROS…

mama

FELIZ AÑO 2011

Cierra los ojos, piensa en todo lo que te hizo sonreír en el año que termina y olvídate de lo demás… Ojalá esas sonrisas se te multipliquen por 2011. Feliz Año.

  

El Principio del Amor: Dice que AMA A LOS OTROS COMO A TI MISMO, las demás leyes son derivadas de esta y se aplica a todas nuestras actividades. 

El Principio de Causa Y Efecto: En el Universo, todo lo que pasa ha sido provocado por una causa o un conjunto de causas. Todo ocurre por una razón. 

El Principio de la Mente: Todos los pensamientos pueden materializarse. Somos lo que pensamos. 

El Principio de la Equivalencia: Mental dice que para manifestar un deseo lo tenemos que visualizar vívidamente, tener una imagen clarísima de lo que queremos. 

El Principio de Correspondencia: Dice que como es arriba es abajo y como es adentro es afuera. De acuerdo sea tu vida y a las cosas que te sucedan así eres por dentro realmente. 

El Principio de la Creencia: Todas nuestras verdaderas creencias incluso miedos se transforman en nuestra realidad. Nos ocurre aquello que creemos. 

El Principio de los Valores: Los valores y creencias de una persona se reflejan en sus acciones.

El Principio de la Motivación: Todo o que hacemos está motivado por nuestros deseos, necesidades e instintos. 

El Principio del Subconsiente: El subconsiente nos alerta sobre las cosa que nos rodean de acuerdo a nuestras creencias y temores. 

El Principio de la Expectación: Dice que lo que esperamos que suceda con absoluta confianza, llega a materializarse. 

El Principio de la Concentración: Aquello que lo que enfocamos nuestra atención con más frecuencia pasa a formar parte de nuestra vida interior. 

El Principio del Hábito: Las cosas que hacemos automáticamente forman parte de hábitos y aquellos que nos alejan de nuestros objetivos deben ser eliminados. 

El Principio de Atracción: Somos como imanes que atraemos, la gente circunstancias, acontecimientos y cosas que armonizan con nuestros pensamientos dominantes. 

El Principio de Elección: Somos libres de elegir nuestros pensamientos por consiguiente de experimentar lo que elijamos en nuestra vida. 

El Principio de Optimismo: Una actitud positiva facilita el éxito y la felicidad. Te mantiene en sintonía con la parte positiva con del Universo. 

El Principio del Cambio: Todo está en constante movimiento y el movimiento es vida. Lo estático o estancado es equivalente a la muerte. Así que es importante dejarse llevar por la vida y aprovechar los cambio es en vez de ser víctima de ellos. 

El Principio de Responsabilidad: Somos totalmente responsables de todo lo que tenemos en la vida, lo que recibimos y todo lo que alcanzamos. 

El Principio de Compensación: Todo lo que enviamos o damos lo recibimos multiplicado de vuelta. Siempre seremos “compensados” por todo lo que demos. 

El Principio de Servicio: Todo lo que recibamos está en directa proporción a lo que damos y a los servicios que demos. Servir es la clave. 

La Ley de mayor Compensación: Siempre debemos dar más de lo queremos recibir o más bien, si es posible, desinteresadamente. Es decir dar antes de recibir. 

El Principio de la Creatividad: Todo adelanto en nuestra evolución parte de una idea. Toda idea que tengamos que creamos que es posible podemos manifestarla materialmente. 

La Ley de la Flexibilidad: Es más fácil lograr nuestra metas cuando somos flexible en el modo de conseguirlas. El ser inflexible nos puede hacer perder buenas oportunidades.

 

Mis mejores deseos para el 2011

No te rindas,
por favor no cedas,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga,
y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma,
aún hay vida en tus sueños
-Benedetti-

La ley de la Persistencia: La habilidad para mantenerse en el objetivo a pesar de las caídas y las decepciones afirma el carácter y es una condición esencial del éxito.

NAVIDAD

Madre teresa de calcuta reflexiones de navidad – Presentation Transcript

  1. Reflexiones acerca de la Navidad … Madre Teresa de Calcuta.
  2. He aquí algunas reflexiones sobre la fiesta y el sentimiento de la auténtica Navidad …
  3. Es Navidad cada vez que sonríes a un hermano y le tiendes la mano …
  4. Es Navidad cada vez que estás en silencio, para escuchar al otro …
  5. Es Navidad cada vez que no aceptas aquellos principios que destierran a los oprimidos al margen de la sociedad …
  6. Es Navidad cada vez que esperas con aquellos que desesperan en la pobreza física y espiritual …
  7. Es Navidad cada vez que reconoces con humildad tus límites y debilidades …
  8. Es Navidad cada vez que permites al Señor renacer para darlo a los demás …

EL AMOR DE MADRE

Sólo el amor de una madre

Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.

Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.

Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.

Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.

Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.

No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.

Madre

Tu mirada de amor
descubre lo que otros no quieren ver.
Tu nobleza
te hace apreciar lo que los demás desprecian.

Tu amor desinteresado
te hace defender a los pequeños
que otros atacan o menosprecian.
Tu presencia
despierta confianza, amor a la vida
y esperanza en un futuro mejor.

¿TU SABES AMAR?

 

¿ TÚ SABES AMAR?

Estoy aprendiendo…

Estoy aprendiendo a aceptar a las personas, aun cuando ellas me decepcionan, cuando huyen del ideal que tengo para ellas, cuando me hieren con palabras ásperas o acciones impensadas.

Es difícil aceptar las personas como ellas son, sin que sean como deseamos que ellas sean.
Es difícil, muy difícil, pero estoy aprendiendo.

Estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a escuchar. Escuchar con los ojos y oídos.
A escuchar con el alma y con todos los sentidos.
Escuchar lo que dice el corazón, lo que dicen los hombros caídos, los ojos, las manos inquietas.
Escuchar el mensaje que se esconde por entre las palabras vanas, superficiales.
Descubrir la angustia disfrazada, La inseguridad mascarada, la soledad encubierta.

Penetrar la sonrisa fingida, la alegría simulada, la vanagloria exagerada.
Descubrir el dolor de cada corazón.
Poco a poco, estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a perdonar. Pues el amor perdona, quita los rencores, y cura las heridas que la incomprensión e insensibilidad lo lastimaron.

El amor no alimenta resentimientos con pensamientos dolorosos.
No cultiva ofensas con lástimas y auto conmiseración. El amor perdona, olvida, extingue todos los esquicios de dolor en el corazón.

Poco a poco…
Estoy aprendiendo a perdonar.
Estoy aprendiendo a descubrir el valor que se encuentra dentro de cada vida, de todas las vidas.
Valor soterrado por el rechazo, por la falta de comprensión.
Cariño y aceptación, por las experiencias desagradables vividas a lo largo de los años.

SER FUERTE

Ser fuerte es amar a alguien 
en silencio
Ser fuerte es irradiar felicidad
cuando se es infeliz
.
Ser fuerte es intentar perdonar
a alguien a quien le cuesta perdonar.
Ser fuerte es esperar cuando no se
cree en el retorno.
 
Ser fuerte es mantenerse en calma
en momentos de desesperacion.
Ser fuerte es demostrar alegria
cuando no se siente.
Ser fuerte es sonreir cuando
se desea llorar.
Ser fuerte es hacer a alguien feliz
cuando se tiene el corazon hecho pedazos
Ser fuerte es callar cuando lo ideal
sería gritar a todos su angustia.
Ser fuerte es consolar cuando
se precisa de consuelo.
Ser fuerte es elogiar cuando
se desea maldecir.
Ser fuerte es tener fe en aquello
que no se cree.
Por eso, por mas dificil que tu
vida pueda parecer
¡Amala  y se Fuerte!

 

 
Desconozco autor

 

A MIS HIJOS…

A LA ORILLA DEL TIEMPO

 

En ocultas imágenes 
de mi febril cerebro 
he buscado tu infancia, 
tus sublimes deseos, 
tus cándidas sonrisas, 
tus dorados cabellos, 
tu sonrosada piel 
y tu cuerpo pequeño. 

He recordado el tacto 
de tus afables dedos, 
de tus dulces caricias, 
de tus filiales besos, 
de tus brazos redondos 
rodeando mi cuello 
con el calor pacífico 
del cariño sincero. 

Es una tierna imagen 
que al mirarte no encuentro 
y he tenido que hacer 
un lacerante esfuerzo 
para ver tu interior 
perdido entre tu invierno, 
alcanzado tan solo 
en fugaces reflejos. 

¿Qué borrasca perversa 
ensombreció tu cielo? 
¿Qué embate de tu historia 
segó tus grandes sueños? 
¿Quién apagó la dicha 
del inicial destello? 
¡Por qué será este mundo 
tan duro y traicionero!. 

Pensando en tu niñez 
de júbilo y de juegos 
en el jardín florido 
de los pasos primeros, 
ha anidado en mi almena 
confianza en tu regreso, 
habrá un día de sol 
y orientarás el vuelo. 

Al observar tus ojos 
y tu mirar inquieto, 
tu expresión anhelante 
ante el futuro incierto, 
he visto que esplendía 
tu intangible lucero 
con nervio y poderío 
de pasados momentos. 

Por esa luz pequeña, 
por ese parpadeo, 
por la vivacidad 
que presiona tu pecho, 
por la inmortal semilla 
que Dios puso en tu centro, 
aguardo tu llegada 
a la orilla del tiempo.

    

Emma-Margarita R. A.-Valdés