UNA BENDICIÓN PARA VENEZUELA.

PORTADA DEFINITIVA HUMBOLDT WINDMILLS (1)

PRÓLOGO LIBRO HUMBOLDT

http://www.lulu.com/shop/jes%C3%BAs-tortoza-acevedo/humboldt-y-bonpland/paperback/product-18939365.html  

AQUÍ LES DEJO ESTE ENLACE, PARA VER ESTA GRAN OBRA ESCRITA POR, JESUS NICOLAS TORTOZA ACEVEDO.

DIA DEL PADRE…

Mi Padre

Manos fuertes y trabajadoras,
un buen maestro e instructor.
Hombre noble es mi padre,
persona alegre y trabajador.

Apoyaste siempre a mi madre,
y la cuidaste con mucho amor,
siempre fuiste mi héroe,
por que por mi, sacabas valor.

Me hacías reír a carcajadas,
y has sido mi mejor amigo.
Siempre pude acudir a ti,
en busca de consejos o abrigo.

Gracias por todo padre
has sido alguien generoso y amable.
Nunca olvidaré tus buenos actos,
te tengo en alta estima,
como una persona admirable.

 

Hombre bueno y generoso
Siempre fuerte y poderoso
Compañero de mis juegos
Amigo siempre sincero
Caballero de mis sueños
Trabajador incansable
Hoy quiero felicitarte
Demostrarte mi cariño
Decirte que te quiero
Que siempre estarás conmigo
Que siempre velarás mi sueño

POEMA A UNA MADRE… DIA DE LA MUJER

POEMA HE VUELTO A TU AVILA

 

COMPARTO CON TODOS USTEDES ESTE BELLO POEMA, DEDICADO A UNA MADRE…Y ESTA PRECIOSA IMAGEN QUE RECIBI HOY POR EL DIA DELA MUJER, TODO ESTO MANDADO POR UN AMIGO INTERNAUTA Y ESCRITOR, QUE DIOS LO BENDIGA POR TENER ESTA SENSIBILIDAD PARA CON LAS MUJERES…UN MILLON DE GRACIAS JESUS NICOLAS.

MARI-CARMEN

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA 8 DE MARZO

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora o también
Día Internacional de la Mujer se celebra el día 8 de marzo y está reconocido por las Naciones Unidas.
En este día se conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre,
en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. Es fiesta nacional en algunos países y es conmemorada
por Naciones Unidas.

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX en plena revolución industrial y auge del
movimiento obrero. La celebración recoge una lucha ya emprendida en la antigua Grecia por Lisístrata, quien
empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra, y reflejada en la Revolución
Francesa, las parisienses que pedían “libertad, igualdad y fraternidad” marcharon hacia Versalles para exigir

el sufragio femenino, pero no fue hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar,
desde diferentes internacionales de izquierda, la celebración de una jornada de lucha específica
para la mujer y sus derechos.

El día de la mujer en el movimiento obrero

Acto de celebración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora en Managua (1988).
En el cartel pone:

Juntos en todo luchamos contra el maltrato de la mujer.Aún con los hechos redactados
en la anterior cronología, la historia más extendida sobre la conmemoración del 8 de marzo hace referencia
a los hechos que sucedieron en esa fecha del año 1908, cuando murieron calcinadas 146 mujeres trabajadoras
de la fábrica textil Cotton de Nueva York en un incendio provocado por las bombas incendiarías que les lanzaron
ante la negativa de abandonar el encierro en el que protestaban por los bajos salarios y las infames condiciones
de trabajo que padecían.

También se reconoce como antecedente a las manifestaciones protagonizadas por obreras
textiles el 8 de marzo de 1957, también en Nueva York

Poema de Mario Benedetti

¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.

Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.

Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.

Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.

Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.