POEMA

30 12 2014 - 1

VIENTOS DE OTOÑO POR FANNY JEM WONG

Cuando los vientos otoñales,
soplen sobre los sueños
y las ideas vibren
en los planos más profundos,
más allá de lo vivido,
en la simplicidad de la muerte,
podré rehacer los cielos rotos
y las hojas amarillas.

Cuando mi alma flote,
más allá de mis huesos,
y mis muertes den origen
a nuevos nacimientos,
más allá de donde se inicia
la sinfonía de las esferas,
desnudaré todos mis rostros,
y finalmente seré libre…

Cuando los rojos soles,
se oculten por siempre
y avancen todos los muros
sobre las noches que se hunden,
más allá de mis lechos de jade,
del musgo que vistió mis espejos,
lograré aceptar la fortuna
de haber sido la Hija del Fuego.

Cuando mi cuerpo
se consuma entre llamas
y de mis letras solo queden
lúgubres cenizas,
más allá de mis casas en ruinas,
del murmullo de las aguas,
renaceré salvaje
de entre mis flores mustias.

11951227_928842147171377_2666778621462150555_n

Anuncios

Honor a mi Padre que está en el cielo

padre estas en el cielo imagen poema

Honor a mi Padre que está en el cielo

Gracias a Dios por haberme dado

un padre sin igual y único,

me ayudó y me cuidó,

me llevó con responsabilidad

por el camino del bien.

Hoy que ya no está físicamente,

lo llevo en mi recuerdo,

Dios lo tiene en el cielo,

donde no hay tristezas ni dolor,

es abrazado por el Padre eterno de amor.

Padre será mi dicha

volver a verte algún día,

tu bendición aún me alcanza

porque la diste para toda la vida.

UN RUEGO POR LA PAZ…

posted with vodpod

 [gigya src=”https://www.youtube.com/v/axUu8oI_C4E” flashvars=”autoplay=1″ type=”application/x-shockwave-flash” allowscriptaccess=”always” allowfullscreen=”true” width=”480″ height=”385″]

Reflexión sobre la Paz

Colocado por admin en categoría: Paz Holística

7/nov/2013

 

La Paz real es el resultado del amor y sabiduría, la victoria del bien sobre el mal, entendida desde el ser mismo es de donde salen transformaciones para el camino de la Paz, amistad, convivencia y alianza entre los hombres; como tal no hay presencia de egoísmos, competencias, envidias y mezquindades, sin embargo muy contrario a su significado están los conflictos; la paz y violencia van paralelos, en el cual simplemente no se da la paz ya que hay un sinnúmero de intereses donde alguna de las partes desea conseguir beneficios sobre acuerdos individualistas, la Paz en sí misma debería darse sin requerimientos, exigencias, protocolos, convenios, alianzas, no obstante son herramientas de negociación, utilizadas para alargar estos procesos y la Paz es un derecho de un pueblo que la reclama y no tiene discusión; sin embargo se aprecia como un tema de las naciones del mundo, de los gobiernos, manejada por líderes, con una incidencia en la cultura, se cree que puede funcionar si los seres humanos se convierten al vegetarianismo, hay grupos sociales que hacen aportes, jóvenes que trabajan en análisis desde su entorno, su familia, marchas, oraciones, la academia genera investigaciones en Educar para la Paz; tiene vínculos con lo político, lo social y económico.

Hay un sinnúmero de propuestas sobre la Paz pretendida, sin embargo no avanzamos, cada día las noticias se encargan de ofrecernos esta información de los distintos eventos ocurridos en nuestro país y en el mundo sobre masacres, guerras, violencia, es decir, todo lo contrario a la armonía, porque eso es la Paz, ausencia de violencia en todo sentido. Se discute y se habla del tema, hay dirigentes para el manejo de los conflictos, pero realmente ¿se maneja bien el concepto? en nuestra amada Patria Colombia se manejan diálogos interminables y desgastantes sin que hasta el momento se aprecien resultados, por el contrario si gastos en muchos viajes, encuentros, búsqueda de países aliados que hagan parte de mesas de trabajo para el manejo del conflicto, pero a la fecha no se aprecian los frutos y si muchísimos años en estas luchas. El niño y niña reciben esta información de sus mayores, como de la misma historia relatada en libros, algunos de ellos les toca observarla y vivirla muy de cerca.

Además de las múltiples conexiones que la Paz tiene con distintos temas, se aprecia una dimensión ecológica dado que hacemos parte de un ambiente que debemos cuidar y proteger como administradores de este planeta; se ha analizado científicamente como la actividad humana, nuestra forma de vida, la forma de producir y consumir, afecta el medio ambiente, se requiere una toma de conciencia donde el ser humano sea el protagonista y asuma la responsabilidad con la creación que se nos fue dada para vivir y hacerla prosperar; por el contario no destruir. Las guerras y toda la destrucción en pueblos, a la naturaleza, la crueldad del hombre con el hombre, el aumento del desplazamiento, es decir, se requiere un cambio radical en la visión del mundo que sea integrado al sistema natural en el que esté presente la función ecológica y sólo así favorecer al planeta. 

Se menciona y hay gran preocupación por el crecimiento económico de un pueblo, pero no se percata que al crecer económicamente en el caso de empresas no se tiene presente el daño al planeta, como son los residuos químicos nocivos arrojados a los océanos –Atlántico y Pacífico- y todo el costo en detrimento de la naturaleza y la vida animal, cuando los residuos químicos son expulsados a nuestras ríos y mares. De forma individual, el hombre y su acción cuando descarga todo tipo de elementos contaminantes disueltos en el agua.

 

rosa050_1__6755800396275073013_gif_480_480_0_64000_0_1_0

Las personas olvidan lo que hiciste por ellas…

caja_de_regalos1

Las personas olvidan lo que hiciste por ellas cuando llega el momento de mostrarse agradecidas | Entre la penumbra// https://s2.wp.com/_static/??-eJx9kFEOwjAIQC9kV6fzYx/Gs2yVLcy21EK36Ontx4xxqSYkhPACPPQSFHpj0xVYTznuCeJjTdXEO/0PUA7H2AlUDv0bNuQFvGiXVLBpRM+aU88mYhCkXA1kLS1bPI8OxOKAuRuh0HXUowWVGGIGvOSrBipw3wboZ4TSso0oSOjMTUVgfELJm8NH8ffDVuriznVzbE/1/tA20wtJH4U3

Las personas olvidan lo que hiciste por ellas cuando llega el momento de mostrarse agradecidas

Influyen muchos factores cuando se tiene esta percepción: la gente de verdad es ingrata, acostumbramos a dar mucho más de lo que recibimos, no nos damos cuenta que nos están correspondiendo, queremos recibir más o esperamos continuamente recibir algo.

A veces, no es que las personas sean malagradecidas, sino que nosotros no vemos más allá de nuestras narices y más allá de 5 minutos hacia el futuro; somos desesperados y convenencieros por esperar recompensas de una acción que debería ser completamente filantrópica, y nos convertimos nosotros mismos, en egoístas y desagradecidos con aquellos que nos dieron algo desinteresadamente.

Cuando el regalo está vacío

Si alguna vez han hecho intercambio de regalos seguramente se han encontrado con la situación en que les toca algo de valor muy por debajo de lo que ustedes regalaron; te pasaste un buen rato buscando y pensando en las características de quien te tocó regalarle y por fin encuentras el regalo indicado, al momento de abrir la cajita con el moño rojo y la etiqueta con tu nombre te das cuenta que esta persona no se tomó las mismas dificultades que tú para escoger algo para ti, o peor aún, te toca una carta de felicitación y un chocolate. Esa sensación al ver el regalo no es por el valor monetario de los regalos ni la comparación entre estos -al menos no enteramente- sino porque te das cuenta que tú pusiste más esfuerzo en dar un detalle y no fuiste correspondido de la misma manera. Desilusión.

Algo parecido ocurre en las relaciones que tenemos con los que nos rodean, afortunadamente, a diferencia de que en el intercambio te puedes encontrar con algunas personas que no significan mucho para ti, en las relaciones personales normalmente encontrarás individuos con los que tú mismo escogiste estar por lo que es más difícil salir desilusionado, sin embargo, muchas veces tendremos la impresión de que nuestra amistad no está siendo correspondida como debiera o que no se nos está apreciando como querríamos. A veces sentiremos que estamos dando demasiado, que sacrificamos demasiado por una persona que no tiene el mismo interés sobre nosotros, haremos algo por ella y lo único que recibiremos como agradecimiento será un chocolate y palabras que no llenan. Claro que todo depende -como siempre- del cristal con que se mire.

He aquí algunas razones por las que nos da la impresión de que nuestros amigos, familiares o parejas no nos están regresando la inversión que depositamos en ellos, quizá seamos partícipes de ellas o quizá seamos víctimas, se tratan de estados mentales que se presentan solos o en conjunto, podemos poseer o enfrentarnos a uno o varios, hay más, pero aquí les dejo cuatro con títulos pícaros:

El desagradecido

Quizá la cruda realidad, somos agradecidos sólo cuando nos conviene, cuando podemos obtener algo que nos beneficie. No nos gusta el esfuerzo que es dar a los demás porque nos parece inútil, demasiado desperdicio sobre una inversión que no sabemos si nos va a retornar. Nos caracterizamos por ser extremadamente amables, buenos y detallistas con pocos, pero esto sólo sucede con aquellos a quienes queremos impresionar o aquellos de quienes queremos obtener algo a cambio; sembramos la semilla, que sabemos, nos dará un árbol con jugosos frutos.

El filántropo

Una imagen triste cuando se ve desde afuera, siempre damos, siempre nos sacrificamos por nuestros amigos, somos detallistas con todos y nos llena el ser así. Desde afuera podemos vernos como tontos por siempre dar sin recibir muchas veces, sin embargo, el filántropo tiene la característica de recibir mucho a cambio, aunque no de todos. Es muy desgastante y triste cuando nos damos cuenta que algunos no nos retribuyen o cuando otros suben demasiado alto sus expectativas sobre nosotros; sembramos muchas semillas sin seleccionar, algunas dan frutos, otras no.

El ciego

Somos desconsiderados con los que nos rodean, no nos damos cuenta de la belleza a nuestro alrededor, tenemos tan cerca el cariño de las personas y creemos que siempre estarán presentes que no nos damos cuenta de lo que tenemos. Somos afortunados de recibir las buenas intenciones de nuestros amigos sólo que no logramos ver todo. Creemos que las bendiciones que tenemos son por nosotros y no por alguien más, creemos que deberíamos recibir más; Aventamos piedras a la tierra sin saber que son semillas, y cuando los árboles crecen, tomamos indiscriminadamente de los frutos sin relacionar el proceso.

El insaciable

Somos exigentes, creemos que por una bella acción hacia un amigo nos corresponde el cielo, pensamos que por un sólo sacrificio que hayamos hecho nos convertiremos en mejores amigos, si yo te doy tú me tienes que dar, nos sentimos traicionados cuando no nos corresponden como nosotros queremos, no tenemos paciencia para recibir recompensas. Contamos los detalles recibidos, no podemos dejar de contarlos, mantenemos una bitácora de lo que hacen o dejan de hacer nuestros amigos; Sembramos una semilla, esperamos a que crezca el árbol y el primer fruto nos lo comemos… volvemos a sembrar una semilla.

Cambiando nuestra impresión del agradecimiento

  • Nunca esperes recompensas por algo bueno que hayas hecho.
  • En caso de que esperes recompensas no te desilusiones si no llegan, sigue adelante.
  • No te desgastes sembrando semillas si ya has visto que no dan frutos.
  • Antes de pensar que nadie te está correspondiendo, ¡mira a tu alrededor! Haz un análisis objetivo de lo que tienes y recibes diario.
  • Las relaciones importantes se forjan con el tiempo y las acciones; es todo un proceso, nada es instantáneo.
  • Dales más a aquellos a quienes más quieres y menos a quienes ves poco, un gran corazón también se desgasta y podemos no darnos cuenta.
  • ¡Aprende tú mismo a ser agradecido! Esta es una regla de oro
  • Recibe lo que te den de manera amable y con una sonrisa sincera.
  • Piensa lo que significa para él/ella aquel bonito detalle.
  • Reconoce el tiempo que alguien invierte en ti
  • Aprende las formas en que cada persona te agradece algo.
  • Ten en gran estima las intenciones aunque no siempre den en el clavo.

El punto clave no es si las personas son o no son agradecidas sino las expectativas que nosotros mismos generamos al otorgar un detalle, compartir nuestro tiempo o al decir unas palabras. No somos más que una combinación de desagradecidos, filántropos, ciegos e insaciables que hacen ruido ante la presencia de la realidad.

10300208_663614137032132_682768394489693285_n

DIA DE LA MADRE…

[gigya src=”https://www.youtube.com/v/KTXfbc702uQ&list=RDKTXfbc702uQ#t=21″ flashvars=”autopla=1″ type=”application/x-shockwave-flash” allowscriptaccess=”always” allowfullscreen=”true” width=”480″ height=”385″]

La bendición de ser madre

 

 

Dios bendice las madres,

las mas hermosas mujeres

porque en sus vidas nos alientan

los mas puros quereres.

Las que sienten el peso
de los deberes del día
y se entregan en martirios,
con su amor y simpatía.

Las que cantaron al oído

tantas canciones de cuna

y como hijo enseñaron

su viviente gran fortuna…

Dios bendice las madres
que se entregan a diario
por el dolor de los hijos
en el cotidiano Calvario…

Las que hicieron otras vidas,
en sus benditas entrañas
y nos entregaron sus almas
con un amor que no engaña…

Las que dieron al hijo,
como flor, sus consejos
y a sus hijos aun miman
hasta cuando llegan a viejos…

Dios bendice las madres,
en su santo derroche
de cariño sin tacha,
de pasión sin reproche…

Las que tienden la mano
de bondad para el acto
y renueva esperanzas con
su amor el contacto…

Las que impregnan el alma
de una fe tan intensa
que se hicieron muy dignas
con su eterna recompensa…

Dios bendice las madres,
las que santas y tiernas,
por su amor se merecen
ser queridas… madres eternas…

Colaboración de Rafael Caraballo
Puerto Rico

Los números de 2014

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 19.000 veces en 2014. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 7 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.